La Ortodoncia Lingual no son aquellos ordinarios brackets expuestos en su sonrisa abierta. Distinto a los llamados brackets invisibles, los cuales son meramente cerámica semitransparente o plástico adherido al frente de los dientes. Los brackets linguales son sujetados a la parte trasera de los dientes, lo cual los hace completamente no visibles.

Este avanzado método hace a la Ortodoncia Lingual particularmente adecuada para los adultos, quienes a menudo quieren mejorar la presentación y función de sus dientes sin dejar notar a nadie su tratamiento.

Ventajas:

  • Totalmente invisible, al ir los brackets por la parte de los dientes que dan a la lengua.
  • Tratamiento del 100% de los casos: Esta técnica no tiene limitaciones, en comparación con la técnica tradicional.
  • No existe limite de edad: En la actualidad tenemos experiencia con pacientes mayores de 65 años.
  • Mayor comodidad: Tras un periodo de adaptación de dos semanas, el paciente se acostumbra y los brackets linguales son más fáciles de llevar que los que van por fuera.
  • Se suprime por completo el pequeño riesgo de ralladuras y decoloraciones de la técnica tradicional por problemas de adhesión o higiene.
  • Ideal para deportistas: Desaparece por completo el riesgo de lesiones en los labios.
  • Ideal para profesiones que requieran un especial cuidado de la imagen (modelos, actores, presentadores…).
  • Los resultados estéticos que depara son en cualquier caso superiores a las piezas protésicas, siempre y cuando el estado de las piezas naturales sea el idóneo, como sucede en la mayoría de los casos.
  • Mayor higiene: La lengua produce una autolimpieza constante.

Los brackets están hechos de 2 componentes principales: Las pequeñas piezas de metal (conocidas como brackets) sujetadas directamente a los dientes, y el alambre que conecta a todos estos juntos. (conocido como cable arco). Con brackets estándar, los brackets son pegados al frente del diente, los cuales son bastante uniformes en su forma. Sin embargo los brackets linguales son sujetados a la parte trasera de los dientes. La parte trasera de cada diente tiene su propia y única forma distinta al frente de cada diente, lo cual es justamente uniforme en todas las personas.

Los brackets estándar son producidos en grandes cantidades, pero cada bracket lingual debe ser hecho a la medida de la forma única de cada diente.